sábado, 8 de marzo de 2014

Viaje Asia 2013 - Tailandia (parte 1)

En esta entrada, como bien dice el título, no voy a hablar de poker sino de turismo/ocio! Quería contarles un poco mi experiencia por el sudeste asiático hace mucho pero nunca me había sentado a escribir como corresponde. El primer país que conocimos fue Tailandia. Llegamos a Phuket provenientes de Dubai (esto me lo guardo para otra entrada!) un lunes por la noche. Contratamos un minibus ya que era más económico que un taxi y nos dejaba igual en la puerta del hotel. Viajamos junto a dos australianos y tres rusos (las dos nacionalidades que más se encuentran por allí). Uno de los rusos parecía salido de una de las películas de Bourne! En un momento dado una chica tai que viajaba adelante junto al conductor le hizo una pregunta y le contestó "I don't underrrrrstand you" con acento ruso de asesino de película, ante lo cual ella se dio vuelta y no volvío a preguntar nada más, jaja! 

Llegamos al hotel, dejamos todo y nos fuimos a cenar a un McDonald's. Estaba cerca del hotel, era tarde y no teníamos ganas de buscar otra cosa porque estábamos cansados. Ronald tiene una pecularidad, saluda igual que los Tai! Al día siguiente compramos en el hotel un city tour que nos sirvió para conocer rápido Phuket porque al otro día ya nos íbamos para Ao Nang en Krabi. Visitamos el mirador de las tres bahías, un lugar con elefantes y plantación de orquídeas, el Big Buddha que está siendo construido pero ya estaba bastante avanzado, un negocio de castañas de cajú saborizadas (las de barbacoa picantes son las nuts!) y un lugar de apicultura con productos derivados y/o saborizados con miel.
El mirador con la vista panorámica fue de las cosas que más nos gustaron. A la noche salimos a caminar un poco por Patong que era donde se encontraba el hotel en el que nos hospedábamos. Comimos en un restaurant Tai y luego a descansar. Para serles sinceros Patong me pareció bastante decadente. Está repleto de prostitución por donde vayas y el resto son bares con gente completamente borracha.
Imagino que para chicos de alrededor de 18 años puede llegar a ser divertido, pero en nuestro caso no nos gustó. Por la mañana siguiente salimos temprano para Ao Nang en un ferry. Nos hospedamos en un hotel atendido por sus dueños, unos tanos muy copados, donde teníamos nuestro propio bungalow. No eran instalaciones lujosas pero tenían todo lo básico y estaba limpio.
Además el desayuno era rico y abundante! La playa en ese lugar es muy linda aunque a veces la marea está un poco alta y no queda tanto lugar con arena. La temperatura del mar es ideal: tibia pero igual refrescante! La gente es muy amable y es un lugar tranquilo, completamente distinto a Phuket. La calle principal está pegada al mar y allí están casi todos los negocios y restaurants. Es perfecto si lo que uno quiere es descansar y relajarse. Nos quedamos 5 días e hicimos varios tours.

Uno de ellos fue a Koh Phi Phi y es un lugar inolvidable! Vimos una de las islas donde se filmó la película "La Playa" de Leonardo Di Caprio, hicimos snorkelling, etc. Conocimos varias playas como la de Koh Phi Phi Don y Bamboo Island. A pesar de estar cerca son completamente distintas. En Phi Phi Don el mar no tiene profundidad: uno puede caminar muchos metros y el agua no pasa mucho más de la cintura. En cambio en Bamboo el mar es mucho más movido y se hace profundo a los pocos metros. La arena de Bambo parece talco!

Otro de los tours que hicimos fue en Emerald Pool y Tiger Cave Temple. La primer parte no vale demasiado la pena. Te llevan a una reserva natural donde hay una pequeña cascada de agua caliente natural y te podés bañar dentro de las piedras. Luego vas a un pequeño lago natural con agua fresca y también lo disfrutás como si fuera una pileta. La segunda parte, en cambio, está muy copada pero sería ideal tener más tiempo. Te llevan a un templo budista y para llegar al lugar de meditación hay que subir 1237 escalones. No tengo ninguna referencia para que se den una idea de lo muchos que son.
Lo que les puedo decir es que dieron 1 hora en total para estar en el lugar y gasté todo ese tiempo en subir las escaleras, estar 5 minutos arriba y volver a bajar para llegar a tiempo. Todo esto con un calor y una humedad de la san puta! Eso sí, valió totalmente la pena porque se puede disfrutar de una vista panorámica de todo Krabi. Los monjes suben a meditar ahí. Hay un Buda gigante y total silencio.

En el último tour hicimos kayaking en Ban Bor Thor en un parque nacional. Estuvo bueno pero podría haber estado mucho mejor si los turistas fueran más respuetosos. A nosotros nos tocó un grupo chico que no hacía ruido y seguía las instrucciones del guía, pero otros grupos grandes no paraban de gritar. Muchos animales salvajes si sienten ruido se esconden y uno se pierde de avistarlos mientras hace el tour, lo cual lo hace menos atractivo. De todas maneras pudimos ver un lagarto cruzar el río. Parecen víboras pero en realidad casi que cruzan "caminando" sobre el agua a alta velocidad. Luego visitamos una cueva prehistórica con dibujos en los techos/paredes. También vimos estalactitas y estalagmitas. Decidimos hacer el tour de medio día porque un día entero nos parecía demasiado y queríamos aprovechar la playa a la tarde. Fue una buena decisión porque duró el tiempo justo para no hacerse demasiado pesado!

Lo último para destacar de esta parte del viaje es Railay Beach. Es una península al lado de Ao Nang que solo es accesible por el agua ya que del otro lado tiene rocas altísimas que impiden el paso. Tiene otra playa increíble para agrega a la lista de las tantas que hay en Tailandia! Ahí el agua es muy tranquila y poco profunda. Está bueno para visitar en el día pero creo que alojarse ahí no es ideal. Quedás limitado a ese lugar y es muy molesto tener que ir y volver en long tail boats (ver foto) si querés ir al centro de Ao Nang. Del otro lado de la península hay otra playa llamada Phra Nang. Ahí hay una parte con una pared rocosa donde se puede escalar. Y hay varios monitos merodeando! La playa ahí también está buena pero completamente distinta. El mar es un poquito más movido y se hace profundo enseguida.

Lo último que quiero destacar es la gente. Son todos muy amables y educados, se nota que son muy profesionales para tratar con el turista. Da gusto gastar tu dinero ahí la verdad! Voy a terminar acá esta entrada porque ya se hizo muy larga y no quiero aburrirlos! Cuando tenga un rato voy a ver de armar algún álbum de fotos con lo mejor del viaje para el que no solo le interese eso y no leer, jeje.

Nos vemos en la próxima entrada sobre el viaje (que espero publicar dentro de un tiempo medianamente razonable).

Si aún no me tienen en Twitter, síganme en @Thomas_Tesone
Saludos,
Tom

1 comentario:

  1. Muy bueno Thomas, todos hablan muy bien de Tailandia. Podrías hablar un poco de los precios(comidas, hotel, compras, avíón) para tener una idea de la $ necesaria.

    Saludos, yosherman

    ResponderEliminar